¿Para qué sirve la cultura?

Posted: agosto 21st, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , , | No Comments »

La serie de borricadas que han dicho o hecho la mayoría de los miembros del actual gobierno está consiguiendo que ya apenas deje de sorprender una más. Se han propuesto acabar con la educación, la sanidad, la ciencia y también la cultura. Y en ello se encuentran empeñados y avanzando un poco más cada día. Más de uno acaba, finalmente, preguntándose qué les queda por destrozar aún.Publico412PUBLICO19AGOSTO2013 ALFONSLOPEZ Eso sí, siempre buscan excusas para autojustificarse, aunque todas ellas sinergicen en un centro común: salvar a España de la crisis. Es decir, que, aunque destruyamos prácticamente todo lo que habíamos conseguido con imagesEUROPAPRESSlos esfuerzos de todos en muchos años de historia, acabaremos saliendo de la crisis gracias a las energías de este gobierno. Ha sido costumbre utilizar a George Orwell para plantear la más dura crítica a orientaciones que se tachan de totalitarias con enfoques de tradición izquierdista. Mire usted por dónde, Orwell tiene también una frase que resulta diáfana para los gobernantes que escudan sus acciones en mentiras ocultas, que van saliendo a la luz hasta hacer daño a nuestros ojos. Orwell escribió que “en épocas de mentiras, contar la verdad es un acto revolucionario”. Es eso precisamente lo que quiero hacer aquí, contar la verdad. Parece que todos han adoptado este lema. “Quiero que se sepa toda la verdad”, declaraba recientemente la ministra Ana Pastor sobre el desgraciado accidente ferroviario de Santiago de Compostela. Podrían decirnos también la verdad sobre el ministro de educación, cultura y deportes, que está destrozando la educación, que no soporta a la gente culta y que no pone ningún interés en favorecer a los deportistas que ganan medallas. La verdad: ¿para qué le necesitamos? El pasado mes de julio se20minutos.es permitió embestir contra los grupos parlamentarios que le pedían la retirada de la LOMCE: “¿Debo entender, señorías, que el ejercicio de ignorancia palmaria sobre el contenido de la ley que han exhibido la mayor parte de los oradores obedece a la pereza mental y falta de deseo…? [no pudo continuar por las protestas]. ¿Quién ha visto mayor arrogancia de una persona tan sobrada que trata de acabar hasta con la misma expresión crítica por medio de insultos? 1376839325_704727_1376839409_noticia_normalELPAIS19AGOSTO2013

En el caso de la cultura, desde el primero de septiembre del año anterior el IVA ha pasado del 8% al 21% para las producciones culturales. Para explicar una subida tan brutal un portavoz de Hacienda tacha algunas de las actividades culturales de “entretenimiento”, por ejemplo, el cine y el teatro. Wert da un paso más en su osadía y lo ejemplifica con un cuaderno que puede utilizar tanto un niño como un arquitecto. Parece una memez sin sentido común, aunque no creo que sean puras estupideces lo que dicen los ministros, sino que hay un interés oculto, que acabará desvelándose, cuando deje de imperar el cinismo, pero que ya se perfila con claridad: el único afán es recaudar, húndase lo que se hunda. La terquedad es la única que permanece. Como dice con buen humor inglés este otro: “El infierno se congelará antes de que Gibraltar retire los bloques”.

¿Qué sentido tiene ir contra la cultura? Sólo uno: considerarla como una mercancía, un bien de consumo que se compra, un espacio de ocio para descansar y relajarse. No conviene dejar que se lean muchos libros, no sea que alguno nos insufle el virus de querer cambiar la realidad en la que vivimos. No faltaba más que nos impulsara a cosas como éstas la dichosa cultura, y todavía más la filosófica. Parece que lo único importante es embrutecer cada vez más al país. Dejemos de considerar el embelesamiento de quienes salen entusiasmados de la exposición de Dalí, de quienes disfrutan de la naturaleza en estado puro ante los fiordos de Noruega, de quienes bailan gozosos con Singuin in the rain, o se extasían con Goya, con el Bosco, con la gastronomía, o con una catedral gótica. wert-ley-j-r-mora

El cultivo de la mente nos ha ido elevando de bárbaros a humanos. Hemos pasado del cultivo de los campos o de los ganados, que esto era originalmente cultura, cultus, como se ve en agricultura, apicultura, etc., hasta aspirar en el siglo XVIII al cultivo del espíritu. Todo este conocimiento ha sido acumulado por la humanidad para poder transmitirlo hasta la actualidad. La cultura, pues, nos identifica con los seres humanos, constituye nuestra propia identidad de especie humana. Según M. Harris cultura es el “estilo de vida total, socialmente adquirido, de un grupo de personas, que incluye los modos pautados y recurrentes del pensar, sentir y actuar”. Pues, en el fondo, con esto quieren acabar también, y con todo.untitled Penalizar la cultura es un disparate, porque lo que debe hacer un Estado democrático es incentivarla para facilitar el trabajo de los que empiezan. Cada vez estamos más desnudos. En esto no seguimos a Europa, que sabe que este enfoque es contraproducente para la cultura. Lo que importa es castigar a los que critican para que vayan aprendiendo, aunque tomemos así la parte por el todo. Todo queda justificado con tal de reducir el déficit, caiga quien caiga. No sé si están ciegos, pero sí que se encuentran demasiado miopes. En cambio, por esto no pagarán sólo los responsables directos, sino todos nosotros.

Julián Arroyo Pomeda

 Ilustraciones: Público digital.es; Europa Press; Wert en el Congreso, 20 Minutos.es; Forges, El País 9 agosto 2013; Reforma educativa, j-r-mora; Davidhammmerstein.com

 


El “modelo” empresarial

Posted: agosto 14th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , , , , | No Comments »

 Un modelo es una persona o una cosa digna de imitación. Y una empresa es la entidad que produce bienes o prestación de servicios. Generalmente, la empresa tiene carácter comercial. Al frente de la empresa hay siempre un empresario, que se encarga de gestionarla. Establecidos los términos del tema, habría que preguntarse cuál es el modelo que propone la empresa, que solemos aceptar sin cuestionamiento alguno. Mercados Financieros

Producir bienes o prestar servicios parece de suyo bueno, en sí mismo puede que sea así. Igualmente ocurre con la acción comercial, que se encarga de poner a disposición de cualquier interesado los productos o servicios. Ahora bien, hay que tener muy en cuenta que todo esto se hace, normalmente, a través del mercado. Éste es el que intermedia, pues, entre el empresario y el consumidor de los productos o servicios. Tal mercado forma parte de un sistema económico, que tiene sus intereses y sus propios métodos. Milo_Manara_Forio

Finalmente, no sería posible producir bienes o servicios sin los trabajadores, que cobran un salario por su trabajo y de este modo pueden alimentarse a sí mismos y atender a las necesidades personales y familiares. Los productores transforman la materia con su trabajo y construyen así los objetos que se pondrán en el mercado. Son las mercancías. Parece lógico que, si el trabajador produce riquezas, participe igualmente de las mismas y las pueda disfrutar, pero no lo es tanto. “El obrero” -según un conocido texto de Marx, que confirma la experiencia histórica- “se empobrece tanto más cuanto más riqueza produce, cuanto más aumenta su producción en extensión y en poder”. Tenemos aquí la contradicción expresada crudamente, en virtud de la cual las cosas pueden no ser tan bonitas como las pintan los que pueden hacerlo con la publicidad machacona e insoportable.

¿Qué modelo empresarial se nos ofrece en la actualidad? Soy consciente de simplificar, pero también de que algunas de sus características son universales y que el espacio de un artículo no permite su estudio en profundidad. Sólo hago algunas aportaciones significativas, creo.

dom11 Una de las características de las que no se puede prescindir, aceptada por tirios y troyanos, es la competencia. Presentar un producto ante otras empresas como superior al que ellas fabrican es condición para que pueda venderse. Claro está que las marcas son diferentes entre sí, pero el producto, en cuanto tal, puede ser equiparable. La superioridad se puede alcanzar de distintas maneras: por calidad del producto, por abaratamiento de los precios, prestaciones, atractivo, etc. Esto se consigue estableciendo la empresa en lugares en los que se pague menos por el espacio ocupado, con trabajadores que cobran menores salarios, con una calidad de trabajo más eficaz o, simplemente, obteniendo todos menores beneficios. contratos_calientes_paro_reforma_txt_800

En relación con los beneficios, hay que ser realistas. Ya el economista norteamericano Milton Friedman, fallecido en 2006, defendía que la responsabilidad de toda empresa es maximizar los beneficios para sus accionistas. Se le considera uno de los mayores economistas de mediados del siglo XX y fue muy respetado. Creo que es sincero, porque, si una empresa no maximalista beneficios, acabará cerrando, lo que no tiene ningún sentido. libre_mercado_0

Para ello hay que partir como base del libre mercado. Este es uno de los dogmas que se ha impuesto de manera universal y cuya aceptación no se cuestiona. Nada debe impedir a una empresa la libertad de tomar sus propias decisiones. Desde luego, no debe hacerlo ningún Estado, ni tampoco ningún Gobierno. Por supuesto, los sindicatos no pueden imponerse como una fuerza que discuta lo que decidan las empresas. En todo caso, tendrán que contribuir con las empresas para convencer a los trabajadores, a quienes representan, moderando sus ambiciones personales a cambio de mantener los puestos de trabajo.

 Adam Smith, economista y filósofo del siglo XVIII, representante de la Ilustración escocesa, también defendió la libre competencia. Dio a conocer una curiosa teoría, expuesta con mucha gracia en su obra más conocida, The Wealth of  Nations (La riqueza de las naciones), la del egoísmo como explicación del comportamiento económico. Necesitamos la ayuda de los demás, que no la prestarán por pura benevolencia, al revés, “no es la benevolencia del carnicero o del panadero la que nos lleva a procurarnos nuestra comida, sino el cuidado que prestan a sus intereses”. Para esto se necesita el intercambio y la compra-venta.

Los dos autores de siglos tan diferentes convierten en humo la visión idealista cristiana de la economía en su defensa del trabajo como desarrollo económico y, consiguientemente, individual y social. El ser humano se mueve en un mundo de necesidades, en el que sus derechos humanos carecen de importancia desde el momento en que, si no acepta las condiciones de la empresa, será despedido inmediatamente. Con razón escribió Marx en El Capital que “el reino de la libertad sólo empieza allí dónde termina el trabajo impuesto por la necesidad y la coacción de los fines externos”. ¿Alguien se había creído otra cosa? forges-soy-libre

Cuando entramos en la situación de globalización y se constituyen macro-empresas, las cosas no van a ir necesariamente mejor. Una de las ventajas de los supermercados, según se ha vendido publicitariamente, era la posibilidad de elegir por parte de los consumidores. En estas superficies hay de todo y, por tanto, no hay que perder tiempo en visitar otros comercios de la zona. Pues bien, al abrirse las nuevas empresas lo que se ha perdido es, precisamente, la capacidad de elección, ya que el gran emporio económico ha seleccionado por nosotros sus productos y las marcas. Ahora sólo hay las que a los mercados les ha interesado más por cuestiones económicas. En este sentido a lo que se ha llegado es al empobrecimiento de los productos ofertados. Además, concluye la competencia, porque un pequeño mercado no puede sostener la presión no sólo en los productos, sino también en el resto de las condiciones. 14agosto-webPÚBLICO

Las multinacionales se extienden no sólo por todo un territorio, sino, incluso, por todo el mundo con su propia organización de los mercados existentes. Cuando hay otros que pueden hacer competencia se adquieren o se fusionan. Así se acaba con la competencia libre. Planifican de este modo los productos y enfocan el mercado futuro. Según Galbraith, todos los ciudadanos de un país pueden ser manipulados y subyugados como trabajadores, consumidores y accionistas. Estos son algunos de los efectos de la economía global. Tiene la posibilidad de controlar todo lo que se produce en un país económica, social y hasta políticamente. Es un hecho el abaratamiento de la mano de obra, ya que puede operarse con trabajadores de distintos países, destruyendo así los derechos de los productores del país concreto en el que se establecen tales empresas multinacionales. trabajo_precario_thumb[2]

¿Qué decir, finalmente, de los denominados contratos cero horas? En ellos el empresario decide las horas que ofrece en función de sus necesidades empresariales. Exige disponibilidad de 24 horas y paga únicamente las que trabaje el productor. No hay horario fijo contratado, ni se garantizan derechos laborales ningunos. Es un abuso y una situación de esclavitud contemporánea. Vigentes en Inglaterra, han sido hechos este mismo verano hasta por el Buckinham Palace. El ramo de hostelería dice que en España también se hacen estos contratos con subterfugios varios, especialmente en los grandes hoteles. De pronto llaman a un camarero, por ejemplo, por si le interesa trabajar de ocho a doce de la noche, porque tienen que servir una cena de grupo. No se puede decir que no, pues el castigo puede ser no recibir ninguna otra llamada en los próximos quince o veinte días. Hay, pues, que dejarlo todo y acudir a la exigencia del empresario correspondiente. 530121_396861283667422_2132865671_n

¿Estos son los modelos que los empresarios proponen imitar a los ciudadanos? Es decir,  la nueva esclavitud que tenemos que soportar para poder comer. Incluso el mundo animal tiene menos dificultades para alimentarse. Mayor explotación e indefensión no parece posible ya, aunque nunca se sabe. Lo menos que se puede decir es que resulta indignante.

Julián Arroyo Pomeda

 Ilustraciones:

Economipedia.com; Milo Manra, Delirio místico; humor de derechas.com: nodo50.org; sorayasuky.blogspot.com; Público 13-08-2013; arv1952.blogspot.com; avliberacion.wordpress.com


Torpezas y mentiras que amamos tanto

Posted: agosto 7th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , | No Comments »

 

Acaban de suceder dos nuevos incidentes diplomáticos entre Marruecos, Gran Bretaña y España. Parece que nos vamos acostumbrando ya a esta clase de cosas, que, generalmente, no pasan de ser puro humo y simple retórica, dado que no se resuelve nunca nada del contenido denunciado, salvo poner de manifiesto las torpezas de rigor y los desmentidos mentirosos de una y otra parte.

Sin embargo, si esto se acabara convirtiendo en una manera de gobernar, bastaría para  deslegitimar cualquier actuación oficial, como se quiere poner de manifiesto en lo que sigue. 2013070112322840774EFE 2011

Con Marruecos se llevaban varias semanas tratando el asunto de los presos españoles y, explícitamente, desde el viaje del rey de España a ese país, el día 15 julio. Pues bien, es el 31 julio cuando Mohammed VI sorprende a la casa real española indultando a 48 presos. Inmediatamente, el rey Juan Carlos agradeció el gesto, considerándolo “una muestra singular de amistad entre los dos pueblos”. Así pues, éxito total para ambos monarcas, así como para los gobiernos de los respectivos países.

Así estaban las cosas, cuando el 2 agosto nos enteramos de que uno de los presos indultados, justo el número 48 de la lista, era un pederasta, que fue condenado a 30 años en 2011 por haber abusado de 11 menores. Gran protesta en Marruecos con una considerable tensión en las calles. Sólo entonces, Mohammed VI saca un comunicado y anula el indulto a Daniel Galván Villa. Además, cesa al director de prisiones, Hafez Benhacham.

Las explicaciones autojustificativas tampoco se hacen esperar. El rey de Marruecos declara que no fue informado de los delitos del pederasta. La confianza en los ministros de su gobierno debe ser entonces ciega y éstos tienen que pensar, a su vez, que el rey no se va a enterar tampoco de lo que pasa. Es una decisión sorprendente, en el mejor de los casos, y, desde luego, de una irresponsabilidad absoluta. Parece que gobernar es como un juego de niños, en el que la diversión está garantizada. En cualquier caso, el rey es dueño de la vida y de la muerte de los súbditos del reino, así que, si quiere indultar, siempre está en su derecho. Además, con ello muestra lo misericordioso que es en la Fiesta Nacional del Trono.

Las autojustificación españolas no son tan solemnes, pero sí mucho más chuscas e, incluso, mentirosas. Lo primero es dejar claro que el rey Juan Carlos no pidió ninguna “medida de gracia”, lo que corresponde únicamente al rey de Marruecos. Por parte del gobierno, las primeras declaraciones fueron para decir que no había participado en el hecho, lo que ha resultado falso. Claro está que esto pondría en una situación difícil a Marruecos, por lo que se iniciaron las componendas. No había participado el gobierno de España, pero la embajada española en Marruecos presentó dos listas, una con 30 nombres para ser trasladados a España con objeto de cumplir aquí la condena, y otra con 18 para ser indultados. Marruecos fusionó ambas listas, aquí está el error. En cambio, las autoridades españolas se apresuraron a tener listos los documentos oficiales para Galván, ¿cómo explicar esto? galván conducidp a la audienciaEL PAIS7AGOSTO

 Todavía más. La embajada española preparó las listas para beneficiar a los infractores de delitos menores y que estuvieran a punto de cumplir las penas. Estar condenado a 30 años y haber cumplido apenas dos de ellos, como es el caso de Galván, contradice los dos conceptos anteriores. Algo tuvo que pasar aquí, esto no es justificación y las dos partes serán responsables. De no haberse producido una gran tensión en Marruecos, que fue reprimida contundentemente, claro está, nada había pasado. protestas-marruecos--644x362REUTERS

Incluso el embajador español en Rabat, Alberto Navarro, confirmó que las dos listas fueron chequeadas por el ministerio de Asuntos Exteriores de España, pero el ministro Margallo no tiene ninguna duda de su buen hacer. Quien no se avergüence es porque carece de vergüenza, sin duda. Hasta se permitió decir el ministro que la lista fue elaborada por las autoridades de Marruecos y el ministro de Justicia marroquí se lavó las manos, porque esto fue una decisión real. Alguien está mintiendo crudamente y con desfachatez. Mientras que en Marruecos ha habido un cese, al menos, aquí nadie se ha inmutado, poniendo en evidencia el más torpe de los ridículos y la existencia de irresponsabilidad en una democracia, con una serie de explicaciones bastante confusas y nada claras. fotonoticia_20130804100422_500MARGALLOEPRESS

 A la vista de lo anterior, no me extraña que se haya dicho que el ministro Margallo se ha metido en otro huerto para tapar, quizás, la vergonzosa y mentirosa acción descrita. Y lo ha hecho, claro, con una de sus frases graciosas, que “se ha terminado recreo para Gibraltar”. En su presentación ante la Unión Europea, al comienzo de su nombramiento de ministro, espetó a su colega conservador, Charles Tannok aquello de “Gibraltar español”. Dicen que fue en tono de chanza, aunque también cabría pensar que él mismo confesaba que poco más que esto podría hacer en su gestión ministerial, pero siempre es una carta de la que poder tirar en el momento oportuno, aunque algunos pensaran si este sentimiento patriótico iba en serio y Margallo meditaba cómo plantear a Londres el contencioso nunca resuelto. También podría ser un puro fuego de artificio. 20130804054933 PASAPORTES

 Ahora bien, García Margallo queda otra vez en evidencia con sus manejos torpes. El asunto se hay reiniciado ante el hecho consumado de que el gobierno ha Gibraltar ha lanzado bloques de hormigón con pinchos de más de una tonelada a la zona del mar en la que los pescadores españoles trabajan en un banco de peces para impedir así faenar allí en el futuro. Lo primero que hace Margallo es negar que su actuación tuviera esto como base. Dice que España tiene obligación, por legislación comunitaria, de: a) efectuar controles en la verja cuando lo considere necesario, b) que está obligado a velar por la protección medioambiental, c) que se pasan miles de cajas de tabaco de contrabando, d) que debe hacer cumplir la normativa fiscal sobre evasión de capitales y propiedades gibraltareñas en Andalucía, mientras pagan sus impuestos en Gibraltar, etcétera. images cepsa san roque

 Como se ve, Margallo ha sido hasta hoy un profesor-coleguita, que ha mantenido a los alumnos en el recreo, sin impartirles ni una sola clase. Si el ministro conocía el contrabando, las evasiones fiscales, las violencias medioambientales y todo lo demás, ¿por qué ha dejado ya más de un año de recreo? Es un ministro que confiesa que no ha hecho cumplir la ley y que no ha querido darse por enterado con gravísima irresponsabilidad. O puede que no haya podido hacer más que bravatas. ¿Por qué no nos aclara si en el negocio del bunkering para repostar la materia que necesitan los barcos su colega Arias Cañete es uno de los accionistas importantes, por ejemplo? A ver si resulta que también aquí todo se queda en casa. Claro que siempre cabe decir que la culpa es del gobierno anterior, y a mí que me registre.

El gobierno británico no tarda en actuar de forma directa. El premier Cameron manifiesta su preocupación por el caso y Bruselas no hace oídos sordos a esta queja. También es convocado el embajador español en Londres. Trillo es un hombre de suerte, está de vacaciones, por lo que acude Ramón Gandaria, su número dos. En cambio, el gobierno español no hace lo propio, convocar al embajador británico en Madrid. ¿Por qué? Lo habrá ponderado García Margallo en sus pensamientos más recónditos. Nuevo encuentro ayer, día seis, en Madrid de representantes de los dos países. Gonzalo de Benito, secretario de Estado de Exteriores, repite al embajador británico en España, Giles Paxman, las razones conocidas, mientras que un automóvil con matrícula de Gibraltar desobedece las órdenes de un guardia civil, que intenta pararle, le arrolla y huye velozmente. En el coche había tabaco de contrabando, pero no han capturado todavía al conductor. Tampoco reacciona el ministro de Exteriores, ningún comentario, pero se muestra firme en la actuación prevista y diseñada, aunque sigue sin hacer cumplir la ley por más que se haya acabado ya el recreo. ¿Está seguro ministro? Habrá que estar pendientes con mucho cuidado y atención de los próximos acontecimientos.

 Ilustraciones:

El monarca español y marroquí, foto de 2011; Daniel Galván conducido a la Audiencia, El País; Manifestación de protesta en Marruecos por el indulto al pederasta Galván, Reuters; García Margallo, Europa Press; Controles en Gibraltar; Refinería CEPSA de Gibraltar, teleprensa. es.

Julián Arroyo


La apasionante actividad del pensamiento

Posted: junio 28th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , , , , | No Comments »

Barbara-Sukowa-fotograma-Hannah-Arendt

Se está proyectando ahora mismo una película de la directora alemana M. Von Trotta de un título tan escueto como para no poder atraer con ningún estímulo al espectador, que, sin embargo, no se la debería perder. Es Hannah Arendt, simplemente, la pensadora judío-alemana exiliada en Estados Unidos. Por cierto, en el sistema educativo alemán no se estudia filosofía en Secundaria, lo que, en cierta manera, no es tan grave, porque Alemania rezuma cultura filosófica por todos los poros. De lo contrario, nadie se habría atrevido a hacer una película en la que la filosofía se expresa fílmicamente. ¿Cómo se puede representar en imágenes el pensamiento de una filósofa como Arendt? Quien no  crea que es posible puede comprobar, viendo la película, que Von Trotta lo ha conseguido.

imagesCAMSX8S2EICHMANNEl contenido de su trabajo presenta el informe que Hannah Arendt realizó acerca del proceso a Adolf Eichmann, criminal nazi, capturado por el Mossad en Buenos Aires, en 1960, y conducido a Jerusalén para ser juzgado y condenado a muerte por ahorcamiento. Arendt asistió al juicio y escribió después sus textos para The New Yorker, que, finalmente, formaron el libro Eichmann en Jerusalén. El escándalo por su interpretación fue inmenso y hasta sus mejores amigos abandonaron a la filósofa, que sufrió y resistió con admirable dignidad,imagesCAR2G51MEN JERUSELEN permaneciendo fiel a su inteligencia más que a sus orígenes judíos.

Hannah Arendt, representada magníficamente por la actriz Barbara Sukowa, sólo tiene un objetivo: descubrir la verdad del caso que se está analizando. Pensar, saber y ser para poder entender (“Yo quiero comprender”, dice la protagonista). Hay que distinguir las opiniones sobre los hechos de la verdad de los hechos. Cualquier totalitarismo convierte las opiniones en verdad. Todo ser humano tiene una condición que le posibilita para hacer el mal absoluto, si pierde su capacidad de pensar, olvidando así el ser y conduciéndonos al abismo. En un momento de la película Arendt acude a su maestro Heidegger, pidiéndole que le enseñe a pensar. Después rompería con él, cuando tomó el carnet del nacionalsocialismo, aunque no dejaría de amarle durante toda su vida (“Hay cosas que son más fuertes que un solo ser humano”, dice en la película).

 imagesBANALIZACIÓN

Este proceso de pensamiento permanente llevó a Hannah Arendt a rechazar el nazismo, pero igualmente el comunismo, el sionismo y al racismo; de aquí su obra, Los orígenes del totalitarismo. Ni el macarthismo, ni la guerra de Vietnam, ni la política de Nixon dejaron de ser objeto de sus fuertes críticas. Entender no es justificar, ni perdonar, ni eximir de responsabilidades y culpa. Sólo que Arendt se sitúa siempre en una perspectiva más allá de los casos individuales para aproximarse a la realidad del conjunto. Eichmann es visto como un burócrata mediocre, que se somete a las normas y evita de este modo pensar. No deja de ser culpable, pero se le puede entender. No hace falta ningún monstruo, ni una personalidad anormal para producir un exterminio, sino que puede hacerlo una persona cualquiera. Así nace su teoría de la banalidad del mal, bien presentada en la película (“la lección de la terrible banalidad del mal, ante la que las palabras y el pensamiento se sienten impotentes”). Eichmann es una mínima parte del sistema. Los mismos jerarcas judíos pudieron participar también en el nazismo a través de los Judenrat (Consejos judíos). ¿Política o justicia? Sólo “pensar nos salvará de la catástrofe” y, a veces, ni siquiera esto. Así describe Arendt a Eichmann: “La justicia dio importancia únicamente a aquel hombre que se encontraba en la cabina de cristal especialmente construida para protegerle, a aquel hombre de estatura media, delgado, de mediana edad, algo calvo, con dientes irregulares, y corto de vista, que a lo largo del juicio mantuvo la cabeza, torcido el cuello seco y nervudo, orientada hacia el tribunal (ni una sola vez dirigió la vista al público), y se esforzó tenazmente en conservar el dominio de sí mismo, lo cual consiguió casi siempre, pese a que su impasibilidad quedaba alterada por un tic nervioso de los labios, adquirido posiblemente mucho antes de que se iniciara el juicio. El objeto del juicio fue la actuación de Eichmann, no los sufrimientos de los judíos, no el pueblo alemán, ni tampoco el género humano, ni siquiera el antisemitismo o el racismo”.

 imagesSUKOWA

Entender la realidad es una obligación, nunca una justificación de la misma, desde luego. Un pobre o simple hombre, sometido al engranaje de una ideología determinada por encima de todo raciocinio puede producir consecuencias impensables. Así es la condición humana. Por eso la necesidad de que el pensamiento humano se encuentre siempre alerta y cultive sus capacidades, que pondrán en primer plano el profundo sufrimiento de un pueblo.

 Es esta una gran película, hecha con la mayor austeridad en la interpretación, en el montaje, en la fotografía, en la música, en los diálogos, en la forma de realización, en la presentación. No hay ningún alarde. El mismo personaje no aparece como una monstruosidad, ni tampoco como un genio; es una pura inteligencia gris y ruin. La directora y guionista elogia en Hannah Arendt el pensar, la inteligencia, la honestidad intelectual.

 Hannah-Arendt-6_principalGaleriaApaisadaCON AMIGOS

El tema del mal es uno de los contenidos filosóficos que siguen teniendo actualidad y sobre el que hay que seguir reflexionando. Arendt elaboró su propia teoría, que mantiene ahora plena validez. Fue muy valiente en su propuesta, sin arrepentirse de mantenerla, a pesar del abandono de su círculo de amigos y colegas de la Universidad. Al final sólo le quedó su marido, su secretaria, su amiga McCarthy y la totalidad de sus alumnos. Estudiantes no me faltan, dice cuando le piden que renuncie a su cátedra porque se quedará sin alumnos. Y lleva razón: el aula abarrotada la aplaude unánimemente, cuando explica su postura entre cigarrillo y cigarrillo. En su época, Arendt pensaba mientras fumaba continuamente. Sin embargo, el mal no es lo último, porque la radicalidad es la bondad. No en vano su tesis doctoral fue sobre El concepto de amor en San Agustín.

imagesVON TROTTA

“¿Cómo se hace una película sobre una mujer que piensa?”, se ha preguntado Von Trotta. Y también: “Lo que yo muestro es la lucha de una mujer por decir lo que piensa y mantenerse fiel a sí misma”. Qué bien lo ha hecho y con qué sobriedad, como muestran las imágenes tan significativamente, con las que es capaz de mantener la atención desde el comienzo al final en el tratamiento de un asunto árido y duro sin morbosidad ninguna. De este modo concluye Arendt su escrito: “El objeto del presente informe ha sido determinar hasta qué punto el tribunal de Jerusalén consiguió satisfacer las exigencias de la Justicia”.

Julián Arroyo

 Imágenes:

Sukowa: fotograma de la película; Eichmann interrogado: fotograma de la película; carátula del libro: an-agenda.com; banalización: maringa.net; escribiendo sus artículos: fotograma de la película; H. Arendt, reunión con los amigos: fotograma de la película: M. Von Trotta: el confidencial.com


Contra la filosofía

Posted: junio 14th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

Las sucesivas leyes de educación que se han ido elaborando desde 1970 hasta hoy tienen una línea coincidente, en relación con la filosofía en la enseñanza Secundaria y, más precisamente, en el tramo del bachillerato. Sucede que una tras otra se proponen que la filosofía pierda dignidad académica. ¿Por qué siempre se desatan los peores demonios contra la filosofía? Sería ésta una hipótesis que valdría la pena chequear, como dicen ahora, para ver qué nos está sucediendo.

elmulticne.com RACHEL WEISZ En la película Ágora, Hipatia, su  protagonista, es increpada por un jerarca de aquella época de que no cree absolutamente en nada, a lo que ella responde con la misma rapidez que convicción: Yo creo en la filosofía (I believe in philosophy). Ante tan inesperada respuesta, Orestes, futuro prefecto romano, exclama: La filosofía, lo que necesitamos en estos tiempos…. Ya conocemos el desenlace del guión. Hiparquia es dilapidada y sus restos son mutilados y arrastrados por la ciudad, después de haber sido asfixiada piadosamente por uno de sus discípulos para evitarla el sufrimiento. Pues bien, esta historia sucedió en el siglo cuarto a. C., aunque el grito parece seguir resonando en la actualidad, según dicen algunos ministros inquisidores, lo que nos faltaba en estos tiempos, la filosofía. Ahora bien, si pasamos del siglo cuarto al actual siglo XXI parece que las cosas no han cambiado tanto y que los tiempos tampoco están para semejantes menudencias.

 El bachillerato, lugar de la filosofía

La costumbre en España ha sido siempre situar la filosofía en el bachillerato, de manera que en la misma medida en que adelgazaba éste disminuía, igualmente, el peso de las horas dedicadas a la filosofía. El bachillerato franquista era de siete años, con tres en el llamado Superior y cuatro en el Elemental. Entonces la filosofía tenía seis horas (en quinto y sexto de bachillerato), como asignatura común. Con la LGE (1970) se adelgaza el bachillerato, dado que los cuatro cursos del Elemental quedaron integrados en la EGB. La filosofía queda en el curso tercero con cuatro horas y como materia común. Afortunadamente, se añade después el COU, que quedaría, finalmente, como un cuarto curso y la Historia de la Filosofía entró como materia común de cuatro horas más. LOGSE (1990) reduce el bachillerato a dos cursos, quedando la filosofía como materia común con tres horas en primero y la Historia de la Filosofía como materia de la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales con cuatro horas (pierde ahora la dignidad de materia común). La Reforma de las Humanidades, gobernando el Partido Popular (2001), modifica la situación de la filosofía, añadiendo Filosofía I y Filosofía II (Historia de la Filosofía), común y con tres horas cada una. LOE (2004) mantiene las dos materias con dos horas cada una y común, pudiendo las Administraciones educativas añadir una hora más por curso. Finalmente, LOMCE la deja reducida al primer curso como troncal, pasando la Historia de la Filosofía a materia específica, que puede ser elegida. (En el cuadro siguiente queda sintetizado todo esto). Dice la Administración que no puede quedar como materia común y en paralelo con Historia de España, como hasta ahora, porque necesitan controlar externamente que los estudiantes catalanes y vascos aprendan historia y lengua, por eso hay que dejarla caer. Otra vez las torpes excusas que nadie se cree y una indigna actuación en contra para favorecer otros objetivos. ¿No se podría favorecer, en el caso de que así sea,  sin hacerlo a costa de destruir otra materia?

 Presentación2

Horadar la roca de la filosofía permanentemente

Ocurre con la filosofía una situación difícilmente inteligible. Los legisladores no pueden dejar de valorar las bases culturales y de actualidad que representa esta materia, pero tampoco quieren actuar en consecuencia. Es como si se sintieran inquietos por dar un paso más en su consolidación, más bien la dejan abandonada a su suerte. No parecen atreverse a definir su posición. Para convencerse de esto no hay más que considerar las introducciones a las leyes, en las que suelen establecerse sus principios teóricos, su espíritu.

Se habla de “nuevos ideales educativos”, así como de “conseguir una sociedad más justa y una vida cada vez más humana”, el ejercicio de la libertad, la convivencia y la cooperación (LGE). La educación transmite valores como libertad, tolerancia y solidaridad y se propone acabar con la discriminación y la desigualdad, y conformar la propia identidad. Igualmente sale la construcción de una concepción de la realidad, la necesidad de ordenar críticamente los conocimientos y darles un sentido personal y moral (LOGSE). La ley no nata (LOCE, 2002) sigue hablando en la Exposición de motivos de “los valores humanísticos propios de nuestra tradición cultural europea”, de la libertad individual, responsabilidad y autonomía. No deja de hablar tampoco la última y próxima ley de “formar personas autónomas, críticas, con pensamiento propio”, valores, actitudes, equidad, eliminación de injusticias (LOMCE, 2013). Todo esto posee una base de cultura filosófica propia, que ayuda a hacerse personas y a dirigir la propia vida. La razón moral kantiana ayuda a superar los comportamientos individuales heterónomos. Lo que pasa es que no se puede evitar la atmósfera filosófica, aunque tampoco se quiera asumir y visualizar del todo. Ocurre algo similar a lo que escribiera Nietzsche, que el hombre se olvida de las metáforas originales, tomándolas por las cosas mismas, creyendo así que está en la verdad.

En este sentido resulta, igualmente, sorprendente que la última ley suprima la materia de Ética, que se situaba hasta hora en el último Curso de ESO, iniciando así el tránsito hacia la filosofía, con la excusa de que es una ética-cívica enlazada con “Educación para la ciudadanía”, que consideran manipuladora, aunque la alternativa a la Religión les parezca impecable.

 Comprender el mundo

Esta ha sido siempre la función de la filosofía y los filósofos han dedicado muchos esfuerzos para entender la realidad en la que viven los seres humanos. No se ha hecho esto nunca de modo pasivo, sino que la consideración crítica de lo que acontece ha conducido a proponer otras alternativas a lo que hay, para hacer posible una conformación integral de los seres humanos. Unas se han desvanecido, a pesar de la aparente solidez que tuvieron en su momento, lo que es normal, pero otras nos siguen interpelando todavía, porque percibimos nuevamente las potencialidades de cambio que contenían.

enfemenino

¿Por qué proponía Marx transformar el mundo? Por entender que la economía vigente en la sociedad en la que vivía alienaba a los seres humanos, los esclavizaba en lugar de emanciparlos, al ponerse al servicio de la estructura capitalista y no a favor del desarrollo humano. Los que hoy aspiran a hacer posible otro mundo, otra Europa social y no sólo mercantilista, ni destructora del tejido cultural, que ha ido formando la masa de ideas que la filosofía y la ciencia han ido produciendo, son consecuencia del magma histórico que conforman nuestros genes culturales, que la educación nos ha transmitido. No se trata de cuantificar los costes financieros de todo esto, porque no trabajamos con piezas de laboratorio, sino en la construcción de la persona humana para que pueda disfrutar de una vida con bienestar razonable, lo que impiden las penurias cotidianas de unas sociedades empobrecidas y miserables, a las que nos condena la globalización escorada hacia unos pocos. Se trata de que viva bien no sólo uno, sino la sociedad entera, según Platón. Aristóteles pedía bienes exteriores, como la salud del cuerpo y el alimento para ser feliz, pero moderadamente y sin superabundancia: “sin dominar el mar y la tierra se puede ejercitar una actividad noble”, según han leído estos últimos días nuestros estudiantes de Selectividad.

facebookcom

En cambio, vemos a diario, en medio de la corrupción que nos rodea, cómo precisamente los que tienen más sólo se dedican a trampear todavía más con tal de acumular la mayor cantidad de recursos económicos individuales para hacerse dueños de los males y las tierras a costa de lo que sea y utilizando todos los instrumentos necesarios para que no les pillen. ¿Pueden estos ‘sabios’ ser los más felices, practicando la ‘virtud’ de pedir que se trabaje más y se gane menos? Son, sin duda, ejemplos para la sociedad de lo que es contrario a la virtud; son malignos, desvergonzados, ladrones, homicidas, injustos. Se equivocan en sus malas acciones. En la también injusta y corrupta polis griega de entonces, Platón y Aristóteles, entre otros, se daban cuenta de la situación y clamaban contra ella en sus escritos, como antes lo hiciera Hiparquia frente a las intolerancias inquisitoriales desde la filosofía o la ciencia, que era lo mismo. Hemos de recordar todo esto, que se encuentra en la Historia de la Filosofía, especialmente. Por eso no se puede olvidar esta materia, si es que queremos educar verdaderamente y no sólo enseñar materias de carácter instrumental para competir exitosamente en la economía internacional, que también es necesario, pero sin excesos.

 EL ROTO, EL PAÍS 14 junio2013

Por otra parte, es manifiesta nuestra permanente y progresiva destrucción en vez de realizarnos. Para esto sirve la tan cacareada excelente formación de nuestra juventud, que permanece desempleada y, lo que es peor, sin perspectivas. ¿Qué nos proponen a cambio? Sí, morirse pronto para cobrar más. Menudos valores.

imagesCA9V9FQO celtiberia.net

¿No es hora de poner en evidencia todo esto? Entonces hace falta más filosofía para los bachilleres, que expanda su mente, que no agoste su conciencia y no se “enmollezcan  las resecas testas”, según el particular lenguaje orteguiano, que pedía entonces ciencia “a torrentes”.

Julián Arroyo

 Ilstraciones:

Rachel Weisz en Ágora, elmulticine.com; decadenciayrefugio.blogstop.com; Cuadro; blog.enfemenino.com; facebook.com; El roto, El País 14 junio 3013; celtiberia.net


Cospedal y el nazismo

Posted: abril 14th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , | No Comments »

cospedal-y-soriaEFE EL PLURAL

Gracias a su considerable ignorancia sobre el tema, Cospedal ha conseguido ponerse en evidencia (esto es el escrache, qué ironía) en todos los medios de comunicación del país, que recogen el no va más de sus perlas, llegando, incluso, a escracharse a sí misma. Qué afán de exhibicionismo el de esta mujer con tal de desviar la atención del verdadero problema, que ahora son los desahucios. Así pretende devolver el prestigio perdido a la política. Porque “el problema no son las protestas por los desahucios sino los desahucios en sí”, como se atrevió a decir el sociólogo Narciso Michavila en la mesa en que se encontraban, aunque Cospedal no le oyó, sin duda.

 2012052178cason

En su intervención, Cospedal calificó las protestas por los desahucios, o escraches, de “nazismo puro” y, como si le pareciera todavía poco, osó remontarse al recuerdo de los años 30, previos a la Guerra Civil. Parece una película de terror. Gran parte de los españoles no se han enterado aún de que los actuales gobernantes “intenten ayudar a los desahuciados”. Tampoco se creen que el PP sea “el partido de los trabajadores”, según otra de sus perlas cultivadas. Pobrecillos, que no se enteran de que están actuando contra la democracia estos desgraciados de la Plataforma de Afectados por La-portavoz-de-la-PAH-Ada-Cola_54370670049_51351706917_600_226la Hipoteca ” (PAH). Y es que un desahucio no es nada salvo una molécula de ceniza en el universo para quien reside en una mansión de casi dos y medio millones de euros. Claro, es que “los políticos no son el problema”, y especialmente estos políticos, según el título de la mesa, organizada por González Pons, otro de los relacionados con Gürtel.

En esta mesa de eximios, la pandilla no sólo ha jaleado las palabras de Cospedal, sino que, a su vez, han proclamado sin ningún pudor que son los elegidos por el pueblo y que con los escraches los están lapidando, mientras mezclan en esto churras con merinas. Y piden a las autoridades “mano de hierro y guante de seda”, según el diputado Antonio Gallego, que lo está pasando mal (¡!). En cambio, el ínclito Martín Villa (cuanto tiempo, por Dios) ha pedido “complicidad” como en los tiempos de la Transición política. Otra vez no, por favor.

campo-concentracion-nazi-e-2

Quizás Cospedal nos esté abriendo los ojos todavía más, porque ¿qué nazismo más puro es lo que lleva tiempo haciendo el corrupto nido de águilas del partido político gobernante? Unos llevaban puestos los cascos, otros los pedales, pero para el caso es igual. De armonía, verdad y fe habla esta señora. Pues es cierto, más capacidad de armonizar y calmar no la tiene nadie como Cospedal, que sosiega y tranquiliza siempre, en lo que yo no había caído, discúlpeme. Yo creía que lo que era intolerable es quitar en la Comunidad de Castilla-La Mancha a las personas pobres un Centro de urgencias, dado que, quizás, es más piadoso que mueran en soledad los dependientes. ¿Para qué necesitan estos desgraciados Sanidad y Educación públicas? Echemos a los interinos, sean médicos o maestros. ¿Para qué gastar recursos en sostener montes públicos? Véndanse, pues. Los Ayuntamientos es mejor que den ejemplo de pobreza y los diputados también. Lo que no puede ver en sí misma la que llaman “bien pagá” lo sublima, proyectándolo en los otros: presumir de demócrata, proyectando el nazismo propio. Esto sí que es violencia y escupitajo contra la dignidad del cargo que ostenta. Así se acaba con la libertad y se incita, al mismo tiempo, al odio, a través de la mentira.

hitleryfranco

Puede que el nazismo esté en la mente de esta ciudadana, que de buena gana estaría metiendo en rincones ocultos a los que gobierna. O es una frívola o una violenta completa. En los dos casos, esto es repugnante, “totalitarismo y sectarismo”, como ella misma acusa, aunque por cuestión de reflejo podría estar acusándose a sí misma, pero porque las cosas no son tan horripilantes como se quieren pintar. No a la subida de impuestos, ni a los recortes en sanidad, educación, pensiones y desempleo, decían no hace mucho tiempo. ¿Cuantos millones de empleos iba a crear González Pons? Es lástima haber tenido que hacerlo al revés, pero la responsable única es de la herencia adquirida. Carecen hasta de una elemental cortesía. Otras herencias tendrían que recordar mejor, como la de los casi 40 años de dictadura golpista, de la que salió Fraga con su fundación de “Alianza Popular”, refundada luego como el actual PP. Y es que de aquellos padres proceden estos hijos. Menuda herencia genética. Estamos viendo y también viviendo tales valores. Y que tengamos que soportar que luego llamen nazis a los demás.

 _escrache_83494891

Siempre hay alguien que se encarga de desmentir afirmaciones hechas sin pruebas rigurosas. Ahí tenemos al diputado canario Sigfrid Soria, que nos reta a probar si existe alguien más violento que él, que puede dar una hostia o arrancar la cabeza a cualquier perro flauta que le acose. Otro diputado del PP de Navarra, José Cruz Pérez Lapazarán dice que el escrache que le han hecho a él no ha sido violento, sólo le han informado de los problemas, pidiéndole su apoyo. Ha manifestado su sorpresa ante los periodistas, porque no ha encontrado agresividad, sino reflexiones y propuestas. Eso es lo que él ha vivido, fíjense ustedes. Se muestra consciente de lo que están viviendo y pide comprensión. A buen seguro que Cospedal lo considerará un ingenuo de solemnidad.

Qué afán de sobresalir la de esta mujer a base de provocar. María Dolores Cospedal García, que este parece ser su nombre completo, aunque se le quedara corto. El De introduce cierta grandeza fatua a su apellido. ¿Quién no recuerda las reticencias de la jerarquía católica por tener un hijo de soltera “in vitro” quien no tenía pareja por haberse separado de su primer marido? Enseguida llegó su provocación, apareciendo con mantilla en la procesión del Corpus de Toledo. Aborrece el whisky quien sólo se emborrachó una vez, porque en la etapa de oposiciones no había otra forma de desconectar. Sin duda este trabajo brutal la habrá marcado para siempre. Si yo he podido, ¿por qué no van a poder los demás? Puede que esta grandeza se quiebre pronto, a lo que contribuirá su orgullo vacío, que mira por encima del hombro a casi todos y que ya ha producido choques con sus mismos correligionarios y con cualquiera que se atreva a ponerla en su sitio, como hizo la periodista Ana Pastor en su entrevista de TV. Bien lo ha pagado, claro. Mientras tanto, se impone la frialdad de una mujer que querría ser otra dama de hierro en medio de su soledad y las fuertes tensiones cotidianas. Su desmedida ambición acabará perdiéndola, de modo parecido a como han caído otras torres. ¿De qué vale ganar el mundo, si pierdes tu alma, Secretaria General? Se necesita mayor prudencia para gobernar y cuidar mucho de que la primavera no altere un cerebro medio lleno de serrín. Los ciudadanos españoles, incluyendo a los que la hayan votado, no se merecen tales comportamientos. Que lo sepa.

ana-pastor-cospedal

Julián Arroyo

Ilustraciones: elplural.com; elconfidencial.com; La Vanguardia 13 aqbril 2013; jewisvirtualibrary.org; actibva.com; diariodenavarra.es; lavozlibre.com


Django, la impresionante genialidad excesiva de Tarantino

Posted: febrero 2nd, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

django-desencadenado-cartel-2CARTEL

El 18 del pasado mes de enero se ha estrenó entre nosotros el último Tarantino, muy poco después de haberse hecho en Estados Unidos, el 25 de diciembre de 2012. Por una vez, vamos sobrados de actualidad.

Django es el nombre del protagonista negro desencadenado, o sin cadenas, qué más da (“Django Unchained”), la D es muda, dice el cartel, la venganza no lo será.

CartelCine Django vBlanca.ai

Tarantino es el de siempre, no podía ser menos, que se encarga de escribir el guión y de dirigir la película, concebida como un Western-Drama, que nos mantiene pegados a la pantalla durante 160 minutos, nada menos, lo que sólo consiguen autores maduros y de alta confianza en las nuevas aventuras que se atreven a emprender, que nunca serán, acaso, perfectas y totales, pero cuya calidad no se puede discutir.

 Los orígenes

django-desencadenado-pelicula-8TARANTINO

Todos los pueblos han buscado siempre la historia de sus ancestrales orígenes, por la necesidad de saber de dónde venimos. El cine del Oeste es típicamente americano, que nos ha atraído siempre, gracias a los grandes valores que describen el espíritu de una serie de países unidos, cuyas personas fueron llegando desde distintos territorios. A pesar de tantas violencias y situaciones injustas que se plantean, resplandece en ellos una parte muy positiva del carácter de sus habitantes. Más tarde llegó el spaghetti western, en un principio mucho más menospreciado, pero que ha ido adquiriendo un considerable nivel, especialmente en algunos autores. Este es el género que entusiasmó a Tarantino desde niño y que fue estudiando, mientras trabajaba en un videoclub. Todo esto es lo que parece que ha inspirado ahora al maestro para narrar la historia de un esclavo con la técnica del spaghetti western. Tiene gracia, porque la esclavitud es uno de los costados oscuros del mundo norteamericano, que no tienen ningún interés por enseñarlo en las escuelas, contrariamente a lo que representan las armas.

django-desencadenado-pelicula-2

Se trata de un planteamiento nuevo el que nos ofrece Tarantino. Parece muy simple: la historia se sitúa dos años antes de la Guerra Civil americana (1861-1865), cuando el caza recompensas alemán Schultz (Christoph Waltz) busca al esclavo negro encadenado Django (Jamie Foxx), que conoce y puede identificar a los tres hermanos Britte, conceptualizados por la ley como asesinos, y al que Schultz promete dejar en libertad, si le ayuda a cazarlos, muertos o vivos, para lograr una importante recompensa. Django acepta, porque, además, vive su particular historia de amor, ya que su mujer, Broomhilda (Kerry Washington), también es esclava y necesita liberarla. La historia se desarrolla en la parte del sur profundo los Estados Unidos, pasando por regiones como California, Wyoming, Lousiana, Tennessee, Texas, entre otras.

El propio Tarantino ha declarado su más profunda intención: “hacer películas que trataran del horrible pasado de los Estados Unidos con la esclavitud y esas cosas, pero como lo hacen los spaghetti western, no como película sobre un gran problema…; se enfrentan con todo lo que los Estados Unidos nunca se han ocupado porque se avergüenza de ello…”. Así podemos acabar conociendo lo mejor y lo peor de esta gran nación, es decir, un retrato mucho más completo que el que nos tenían acostumbrados.

 El cómo y el qué

django-desencadenado-pelicula-5Leonardo dIcAPRIO

Cabe atender a lo qué cuenta Tarantino y a cómo lo cuenta. Ya hemos visto que se trata de un spaghetti western, que termina en un duro drama. Tanto la narración como su contenido son del propio Tarantino; por lo tanto, suya será exclusivamente la responsabilidad del guión y la dirección. Hay películas con un mal guión, pero que puede salvar una buena dirección. Lo que no suele ocurrir es que una dirección mediocre pueda ser salvada por un buen guión. En este caso nos encontramos ante una historia narrada linealmente, salvo algún pequeño salto y breves flashbacks (no se olvide  el del final de la película), alguno un tanto artificial, y muchos zooms que se pueden seguir con comodidad. La cámara nos traslada a distintos lugares en busca de asesinos criminales, a quienes la ley ha puesto un precio, y que son ahora negreros sádicos que ejercen la máxima crueldad con sus esclavos, cuyo trabajo sin descanso mantiene sus enormes haciendas. Al encontrarse en el sur de los Estados Unidos y en una época en que se aceptaba la esclavitud, nos topamos desde el principio con este horrible tema y profunda lacra social. El clímax se alcanza en la plantación de Calvin Candie, representado por Leonardo DiCaprio con escenas tan terribles como el despedazamiento del esclavo por los perros, los azotes con tralla hasta morir, acompañados de gritos estertóreos, o los mandigos, esclavos que luchan entre sí hasta destrozarse por pura diversión de los amos blancos.

django-desencadenado-pelicula-13KERRY WASHINGTON

Durante 160 minutos puede disfrutar el espectador de una coreografía contagiosa en prácticamente todos sus aspectos. Como gran novedad, el protagonista es un hombre blanco acompañado de un negro más alto y más fuerte, con gafas negras y montado en un caballo, de lo que la gente del pueblo se extraña. No son los protagonistas hombres altos, blancos, con abrigos viejos y estrafalarios, machos y hasta machistas. Aquí a Django sólo le guía un afán, rescatar a su mujer negra, esclava también y sometida a crueles castigos, Broomhilda, interpretada por Kerry Washington. Las dos secuencias primeras, magistrales, nos ambientan desde el primer momento y nos ponen de bruces ante una sociedad sureña con dos clases sociales de hormigón, racista y esclavista en el último tercio del siglo XIX, no en tiempos faraónicos, ni siquiera griegos. La realidad del sufrimiento y el dolor apenas se hace soportable, aunque Tarantino no abuse de sus efectos. Es la maldad por excelencia y, quizás, lo peor de los Estados Unidos: el hecho de la esclavitud que encadenaba a los seres humanos. Aquí la historia se desnuda por completo. Monsieur Candie no cede en nada al cruel Calígula romano en su feudo próximo a los cien kilómetros de extensión, totalmente cerrado y controlado con mano de hierro, que ha conseguido, incluso, en su desquiciamiento personal convertir al magnífico criado negrata Stephen (Samuel L. Jackson) en un ser todavía más cruel que los propios blancos, a quien hace sombra en la defensa de su amo. “La esclavitud -declara Tarantino- no es una anécdota en la historia. Es algo sobre lo que está construido este país”. Para mí Stephen es, sin duda, el mejor de todos los personajes. 

django-desencadenado-pelicula-28SAMUEL L JAKSON 

Aspectos más discutibles

Si son magníficas las primeras secuencias, quizás al final podrían haberse acortado algunas para recuperar media hora de una película larga. Es cierto que se intercalan momentos divertidos, deslumbrantes y llenos de sorpresas, ingeniosos e irónicos, visualmente espléndidos. Unas veces son de gran comicidad, como la escena del Ku-Klux Klan, otras completamente artificiosas, como la perorata frenológica de la anatomía del cráneo de los negros, aunque podría enfatizar la ideología pseudo científica de aquel momento. La banda sonora es un concierto clásico para los oídos de la mayoría.

django-desencadenado-photocall-2TARANT

El doblaje es raro, al querer recoger el slam negro, los esclavos se limitan a comerse letras y palabras. Es bueno el ritmo, aunque se desfonda un poco en la última parte. Hay también delicias anacrónicas, como el busto de Nefertiti en el club Cleopatra, o el empleo de la dinamita para destruir la plantación. El cuento de Brunilda a Django por el doctor Schultz, o el de Alejandro Dumas a Candie resultan extraños. Finalmente, el entusiasmo de Broomhilda ante la pirotecnia final no deja de ser efectista y algo simplón para alguien que, además de ser esclava, hablaba alemán. Cabría, quizás, dentro del spaghetti western o del distanciamiento de Tarantino en la denuncia de la esclavitud, que no ha pretendido nunca. Todas las licencias están hechas, en todo caso, a beneficio del espectador que adora al Tarantino trepidante, que siempre espera ver. Al fin y al cabo, quizás todas estas situaciones discutidas son cosas de surrealismo, donde se dan cita, como es bien sabido, la irracionalidad, el inconsciente y todas las posibilidades del psiquismo humano. Podrán gustar más o menos desde el punto de vista artístico, pero también constituyen uno de los momentos de la extensión de la realidad, que hay que tenr en cuenta.

Julián Arroyo

Ilustraciones: Fotogramas de la película (cartel, Tarantino, Waltz y Foxx, DiCaprio, Jaxkson, Kerry)


El capital: poder económico financiero al descubierto

Posted: diciembre 29th, 2012 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , , , | No Comments »

La lúcida sentencia 146 de Nietzsche, en Más allá del bien y del mal, reza así: “Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti”. “Un capitalista devora a otros muchos”, escribe Marx en el tomo uno de El capital. Y también, “que a medida que el capital se acumula, tiene que empeorarse la situación del obrero… Esa ley implica una acumulación de miseria correspondiente a la acumulación de capital”. Siglos antes, y en un contexto sociocultural muy diferente, Maquiavelo proponía en el capítulo dieciocho de su obra más conocida que el príncipe debía transformarse “en zorro y en león, porque el león no sabe protegerse de las trampas, ni el zorro protegerse de los robos. Hay, pues, que ser zorro para conocer las trampas y león para espantar a los lobos”. Se trata de dos autores clásicos, cuyas ideas permiten analizar tanto las estructuras sociales de su tiempo como el poder político que las sustenta.

1348768520261CG Se ha dicho que los dos pensadores están presentes en la descarnada y última película de Costa-Gavras, director de cine francés, de procedencia griega, que nunca ha tenido pelos en la lengua para hacer cine político, pero ¿es que hay algo que no sea político? Lo que acontece en la polis tiene en su base un poder organizado y Costa-Gavras se ha mantenido durante toda su vida analizando precisamente el poder. Pues bien, habría que preguntarse qué poder domina en nuestra sociedad del siglo XXI. Estamos sometidos al totalitarismo del capital financiero, por eso hay que analizarlo para poder entenderlo y, en un segundo momento, actuar, también, en consecuencia.

Ya conocíamos por sus filmes anteriores la preocupación de Costa-Gavras en el análisis del poder. Vimos el poder de la CIA en “Missing” y no nos extrañó demasiado. Tampoco produjo escándalo saber del poder de los nazis, pero nos sobrecogió algo más el poder del Vaticano, cuando vimos “Amen”. O el poder de las fuerzas policiales y militares en “Z”. O el poder de las empresas para despedir a cientos de trabajadores en “Arcadia” ¿Y cuál es la razón profunda para analizar el poder? El cambio de vida que produce, mediante el control más absoluto de todo lo que hacemos, lo destruye todo, sin pensar, ni por un momento, en lo que nos ha costado construirlo históricamente. Porque cada conquista social lleva consigo riadas de lágrimas y sangre a borbotones. No es exagerar ni un ápice pensar que en España nos acercamos a seis millones de puestos de trabajo destruidos, miles de desahucios, que dejan viviendo al aire libre a otros tantos miles de familias con la calle para correr, se está desmantelando la educación, día tras día, se avanza en la privatización del sistema de Salud a ritmo frenético, los intereses por el pago de la deuda llegan a superar nuestro PIB y esclavizan así a los ciudadanos el_capital-0c9b1ENTIERROdurante lustros, se deja de atender a los ancianos, nuestra juventud está condenada a la inmigración, ciencia y cultura caminan hacia su desaparición, los fondos de inversión arrasan con todo lo que encuentran a su paso, nos gobierna un capital cada vez más materialista y con menos escrúpulos. ¿Tenemos, acaso, futuro? Hasta el oxígeno que nos permite respirar se privatiza, escribe Millás, y cualquier día yugulan hasta la esperanza. El mundo del capital es de una ferocidad salvajemente global. ¿No se puede parar todo esto? Difícilmente, porque las acciones económico-financieras se mueven con una sutileza categorial en los más inverosímiles recovecos de la ideología clásica. A veces rozan la legalidad, pero se las apañan para no vulnerarla nunca, por eso se hacen intocables.

Stephane-Osmont-Le-Capital¿Cómo llevar toda esta base al cine para impactar en el espectador? El cine ha contado, desde su nacimiento, historias, a través de imágenes. Mejor, buenas historias, mediante mejores imágenes. Esto lo que ocurre en El capital de Costa-Gavras. La historia se la proporciona la novela del francés Stéphane Osmont, con un título homónimo, Le capital.  Desde esta base construyen un guión Karim Boukercha, Jean-Claude Brumberg y el propio Costa-Gavras. Osmont es economista, antiguo alto funcionario del Ministerio de Economía francés con experiencia en las finanzas. Es, pues, un buen conocedor de un tema, cuya historia publicó en 2004. Osmont quedó “harto y asqueado” de este mundo financiero, por lo que “acabó dejándolo todo”. Costa-Gavras leyó el libro, que le “fascinó”, según declara.

Los guionistas hacen una ficción de este universo financiero, en la que, a modo de fábula, van apareciendo los mayores vicios-virtudes del capitalismo actual: ambición ilimitada, deslealtades crudelísimas, enriquecimientos ilegales, desequilibrios personales y sociales, avaricias, codicia criminal e injusticias sin cuento, despidos masivos para obtener dividendos, engaños, estafas, cultivo de la pasión sexual para sacar dinero, pura especulación a la que todo se sacrifica, sin que se interponga ningún escrúpulo, hasta formar la historia. Es como una alegoría de la situación en que vivimos y de la que formamos parte, siendo sus rehenes.

el-capital-imagen-pelicula-12PROTAGONISTA

El lenguaje cinematográfico presenta un comienzo espectacular y efectista, con rasgos cómicos de un humor sardónico. Una bola de golf está a punto de ser golpeada. Seguidamente, un individuo maduro cae al suelo, retorciéndose por un cáncer en los genitales, que ocultaba por vergüenza de su virilidad. Es el presidente del Phenix Bank. Ahora, un tipo más joven avanza hacia la cámara con ojos sanguinolentos de ambición. Es un simple empleado, que viene de la nada y que llegará a ser el nuevo presidente. Lo que sigue -las tradiciones, los juegos de las finanzas, la corrupción del dinero, negocios, primas y todo un mundo convulso, en el que sobresale la voracidad y el robo, se cuenta ya en primera persona por el protagonista Marc Tourneuil (Gad El Maleh, un actor francés de origen marroquí, que borda el papel). El ritmo trepidante de la película termina con Tourneuil al micrófono, diciendo en apenas nueve palabras el objetivo que se propone al Consejo de Administración del banco: “robar a los pobres para dárselo a los ricos”. Los miembros de dicho Consejo aplauden a rabiar.

Este es nuestro mundo: un gran supermercado europeo. Todavía quedan el-capital-imagen-pelicula-11personas reconocibles, como Maud Baron (Céline Sallette), que ofrece a Marc escribir un libro de denuncia, aunque éste la mira con desdén y conmiseración. O el tío del protagonista, que le echa en cara en la bucólica comida familiarla inmoralidad de su conducta y al que Marc le corrige que ya se ha producido la revolución, porque sólo hay una Internacional, la del dinero. Por supuesto, la clase obrera no existe, o, al menos, carece de conciencia, por haber sido engullida por la clase el-capital-imagen-pelicula-9financiera. Tampoco hay vida familiar, la esposa de Marc le dice que no vuelva, si sigue apostando por el banco. Incluso la prostituta de lujo, Nassim (Liya Kebede)es devorada, igualmente, por su propia ambición. Hasta a sus familiares les recomienda el cínico e hipócrita Marc que prescindan de los bancos y que guarden en casa su dinero. ¿A qué nos suena esto en el mundo hispánico? Costa-Gavras ha conseguido hacer una denuncia lúcida en imágenes llenas de brillo y con un ritmo envolvente y arrollador.

¿Acaso no se exagera mucho, al presentar semejante sordidez? Estamos ante una fábula sí, pero es un reflejo fiel de la realidad del momento actual. En el caso de Europa se ha construido la casa por el tejado. Se ha alcanzado la unión económica, con el euro como base, y ahí se ha parado. ¿Para cuándo la unión cultural, social y política? Al paso que vamos, puede que no la veamos nunca.

imagen57133gOTRAESCENA

¿Qué hacer con estos niños financieros, que juegan con todos nosotros sin querer aceptar las consecuencias de su entretenimiento? Ellos se lo pasan bien así, “juegan por puro placer”, dice el director Costa-Gavras a sus casi 80 años. No caben medias tintas reformistas de lo que, desgraciadamente, tenemos experiencias más que suficientes. Hay que dar un enfoque distinto y empezar de nuevo. Sí que se puede, sólo hay que quererlo. Éste es un gran trabajo, lleno de frescura. Lo recomiendo.

Julián Arroyo

Ilustraciones: foto de Costa-Gavras, fotografías de la película, carátula de la novela


El arte de mentir

Posted: diciembre 4th, 2012 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

Un buen colega filósofo y mejor investigador, Miguel Catalán, lleva dedicado los últimos años de su vida universitaria al análisis de la mentira. Sobre esto ha entregado ya al público cuatro volúmenes, lo que muestra que sabe mucho del asunto. El publicado recientemente y en este mismo año se titula La creación burlada. Pues bien, en la primera línea de la página primera informa al lector de una terrible sospecha que le embarga: “la de que toda nuestra vida se halle edificada sobre un inmenso fraude”. Creo que no hay que esforzarse mucho para elaborar una rápida secuencia que confirme la cantidad de fraudes que ocurren a nuestro alrededor. ¿Por qué tal inclinación casi compulsiva a mentir? Quienes parecen instalados en la construcción de la mentira, empeñados en que nunca acabe ésta y que vaya extendiendo su reino incesantemente.

Entre los lemas clásicos de la filosofía escolástica tradicional está la afirmación de buscar la bondad, la verdad y la belleza (bonum, verum et pulchrum). ¿Dónde habrán ido a parar tan eximios ideales? Desde luego, hoy lo que se lleva es lo contrario. ¿Estaremos, acaso, endemoniados? En el apóstol Juan 8,44 podemos leer que la mentira está en el Maligno, porque él es el “padre de la mentira”. Pues bien, en la actualidad se nos ofrecen en la sociedad modelos personales concretos que han elevado la mentira a obra de arte, siendo auténticos artistas de la misma. ¿De qué tradición proceden estas gentes?

Considero a Maquiavelo como el fundador de la Ciencia política y sigo leyendo con interés sus reflexiones. En el capítulo XVIII de El Príncipe escribió un texto iluminador de los comportamientos de muchos gobernantes, incluso de nuestro país. “Por tanto, un príncipe prudente no puede ni debe mantener fidelidad en las promesas, cuando tal fidelidad redunda en perjuicio propio, y cuando las razones que la hicieron prometer ya no existen”. ¿No estará describiendo aquí no ya a Fernando el Católico, sino al mismísimo presidente del gobierno español actual? ¿Qué se hizo de las promesas de su programa electoral por el que fue elegido? Acaba de tocar ahora mismo la última de las líneas rojas que declaró solemnemente que nunca tocaría, la de las pensiones. Es decir, dijo una cosa y hace todo lo contrario. Se trata de un gobierno que lleva un año mintiendo a los ciudadanos, sin ruborizarse siquiera de ello. Es el gobernante mendaz por excelencia, que arrastra a todos los miembros de esta institución a hacer lo mismo. Habría que ilegalizarlos por su incapacidad para la verdad.

Prudencia no tiene ninguna, evidentemente, si no es torticera. Fidelidad tampoco. Eso sí, “razones legítimas para cohonestar la inobservancia” -prosigue Maquiavelo- las tienen todas, según ellos. Saben utilizar como nadie la estrategia del fingimiento y el disimulo para ocultar sus engaños y atacar así. Son verdaderas zorras y leones, aunque se esfuercen en parecer humanos, mansos, leales y religiosos. Sólo que es mentira. Saben moverse -prosigue Maquiavelo- “según que los vientos de la fortuna y las variaciones de las cosas se lo exijan”, aunque brilla por su ausencia la buena fe y la integridad. Todo son malabarismos para poder mantener el digo-Diego. Impresionante deshonestidad nunca vista, en mi opinión. Ya no tienen crédito, porque lo han perdido completamente. ¿A quién podrán persuadir todavía?

“Los hombres tienen la vista corta”, escribe el astuto y precavido Maquiavelo. Por eso, hay que mostrar los hechos y las declaraciones que nos pongan delante la realidad para que podamos verla. Bastarán unos pocos ejemplos, aunque podrían multiplicarse.

A) “Si hay que algo que no tocaré son las pensiones”, decía Rajoy en su primera entrevista de televisión española. ¿Por qué no? Porque “el pensionista es la persona más indefensa, es el que lo tiene más difícil, ya no va a tener otra oportunidad”. Nada hay más lógico, ni más humano, hasta aparecen rasgos de bondad. Además es que se molestaba incluso con los periodistas: “No sé por qué me preguntan ustedes por las pensiones”. Malévolos periodistas y osados con un hombre íntegro, que cumple con las leyes y dice la verdad. De este modo discurría Rajoy el 21 de septiembre de 2012. Antes había dicho en su campaña electoral que descongelaría las pensiones en el próximo Presupuesto. Y remachaba: “Con esta medida entrará nuevamente en vigor la ley de 1998, que paralizaron los socialistas y que revalorizaba automáticamente las pensiones”. Más alto, quizás, pero no más claro.

B) Sigue el primer corifeo, Sáez de Santamaría. En una entrevista en la cadena SER dijo: “las pensiones se ajustarán a la subida de la vida, efectivamente”. Empieza ya cierto malabarismo con la expresión “la subida de la vida” (25 septiembre 2012).

C.) El corifeo Luis de Guindos dice a los líderes regionales del PP que “las pensiones serán una partida prioritaria desde el punto de vista del gasto público”. Esto era el 21 septiembre de 2012.

D) Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad social a la diputada socialista Magdalena Valerio, el 10 octubre en el Congreso de los Diputados: ustedes congelaron las pensiones en 2011. “¡Qué barbaridad! ¡Qué deslealtad con los pensionistas! Nosotros les hemos dado tranquilidad y seguridad, porque las pensiones están garantizadas y los fondos adicionales están para pagar las pensiones religiosamente”. Gran respuesta, sólo que no era verdad.

E) Montoro, desde Hacienda, dice lo que todos, que “mientras no cambie la legislación” se aplicará la ley que obliga a revalorizar las pensiones. A esto contesta el ministro de Industria Soria que si se revalorizan las pensiones de acuerdo con el IPC no podría cumplirse el objetivo de déficit. Pues a ver si se ponen de acuerdo, lo que es difícil, dadas sus conocidas hostilidades. Veremos quién de los dos acierta.

F) Algunos corifeos de segunda categoría están siempre al quite, como podrá verse. Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social lo tiene claro: “Se van a subir las pensiones conforme al criterio vigente de revalorización”. “Hay una ley en vigor… y por tanto esa ley obliga al Gobierno”. “Este Gobierno cumple estrictamente el Pacto de Toledo. El Gobierno está sometido a las disposiciones legales y no hace falta decirlo permanentemente”. Marta Fernández Currás, Secretaría de Estado de Presupuestos: “Los presupuestos del 2013 tienen hueco para revalorizar las pensiones, ya que esta partida es un crédito ampliable”. Pues bien, está claro que, si hay margen presupuestario y no se suben las pensiones, es porque no se quiere, no existe voluntad política para ello.

G) Por último, la corifea reina madre, la ambiciosa Cospedal, corrige al periodista que le preguntaba, matizando que “no es cierto que el Gobierno no haya revalorizada las pensiones… Rajoy ha cumplido su palabra de revalorizar las pensiones, aunque es cierto que no las ha subido todo lo que le hubiera gustado”. Era esto. Cospedal tiene la osadía de acusar a otros de caraduras, cuando ella tiene la cara de cemento armado. No sé si es algo corta de mente, o si le puede la ideología, o ambas cosas a la vez.

Hasta ahora desconocía un dato que puede constituir la culminación de la incoherencia o del cálculo deliberadamente premeditado, según se mire, para conseguir un puñado de votos más y no asustar al electorado. El diputado Coscubielos, de ICV, presentó una Moción, el 30 del pasado octubre, instando al Gobierno a incrementar las pensiones de acuerdo con el IPC y desde la base de la normativa vigente. El PP, con F. Báñez y Santamaría se sumaron, votando afirmativamente. Era un cálculo seguro, pensando en las elecciones autonómicas catalanas, sin duda. Acertaron de entrada, después tiempo habría para explicarlo, como acaba de hacer Alonso, el portavoz del PP en el Congreso, con la más torpe desfachatez. Dice ahora que se trataba de un juego parlamentario que no coimplica nada. Menudo cinismo y falta de respeto y hasta desprecio al Parlamento.

Estos eran los datos disponibles hasta que el BOE del uno de diciembre de 2012 establece como incremento de pensiones el 1% y el 2% frente al IPC de noviembre, que alcanza el 2,9%. ¿Se revalorizan, pues, las pensiones de acuerdo con la ley? Rotundamente no. Los pensionistas perderán el 1,9% y no se les compensara, como se ha hecho siempre hasta ahora, lo correspondiente al aumento real de los precios, aunque lo previsto fuera del 1%. El Gobierno “ha tocado lo menos posible las pensiones”, sigue proclamando Cospedal. Es decir, sí las ha tocado, incumpliendo la ley vigente. Nada menos que 8,3 millones de pensionistas están afectados. Esta es la verdad de una oculta gran mentira.

El Gobierno concluye su primer año de mandato con un ejemplo modélico de inmoralidad. Y es que, además de la crisis económica, hay una profunda crisis moral. Es, pues, imprescindible conocer el legado ético que nos han dejado las tradiciones morales. Este legado vale la pena por sí mismo y no a cambio de y como alternativa de otra cosa. El arte de la mentira es inasumible y sus gravísimas consecuencias se verán muy pronto. Que no nos vengan luego con el pobre argumento de que la cuestión es si en las actuales condiciones puede mantenerse el sistema de pensiones. Si se quiere, se puede; margen hay, según se ha dicho. Las mentiras sólo conducen al deterioro de la vida social. Hay ideologías que han de ser superadas.

Julián Arroyo

Ilustraciones: tambolsa.blogspot.com; es.paperblogs.com; la comunidad.elpais.com; elmundo.es; puntsdevista.wordpress.com; forges, en El País 10/12/2012


De mal en peor: desmantelamiento de la Sanidad Pública

Posted: noviembre 19th, 2012 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política, Sin categoría | Tags: , , , , , , , , | No Comments »

Mario Bunge enseña filosofía en la McGill Universityde Montreal y acaba de publicar un libro con el título de Filosofía para médicos en el que afirma que los médicos filosofan todo el tiempo, aunque este territorio no ha sido explorado todavía. Este blog, en el que escribo, tiene una voz sonora, sofía. Pues bien, resulta que hasta ahora se han hecho reflexiones sobre pensamiento, en general, y, más en concreto, sobre educación y política educativa, pero nunca se ha tratado el tema de la sanidad, ni el de las ideas médicas, que también entran en el concepto de sabiduría.

 

Probablemente los hachazos más considerables que está recibiendo mes tras mes nuestro sistema público se centra en Educación y Sanidad públicas, o lo que se ha dado en llamar muy expresivamente Marea verde y Marea blanca por los colores que representan a las dos instituciones. La calidad de la sanidad pública de nuestro país se identificaba hasta hace bien poco, con la calidad de vida, y el sistema sanitario era reconocido y valorado en el extranjero, cosa bien rara, porque no destacamos en casi nada. Pues bien, tanto la educación como la sanidad tienen los días contados, porque ambas han empezado a ser privatizadas, la última bajo la garantía de la fundación FAES, que está preparando un estudio al respecto. No se debe juzgar a priori, pero una reforma inspirada por un gobierno popular, que extrae los datos de una fundación del mismo partido, no necesita muchas razones para que surja alguna sospecha posible.

En el caso del gobierno de Madrid, una de las primeras actuaciones del nuevo presidente Ignacio González, con su consejero de sanidad, Fernández-Lasquetty, ha sido el anuncio de la privatización de seis hospitales públicos, todos de reciente creación por Esperanza Aguirre. ¿Qué maquiavélicas ideas rondaban en la cabeza de Aguirre cuando los construyó, apenas hace cuatro años, ocupando un amplio territorio dela Comunidad? ¿Conseguir los votos necesarios? ¿Privatizarlos, poniendo en práctica su modelo sanitario? ¿Que sirvieran de referencia para el futuro? Su construcción se ha financiado con dinero público, pero parece que hay una deuda de más de cuatro millones de euros. ¿Qué previsiones se hicieron entonces? ¿En qué han fallado? Todo parece seguir en un subterráneo inaccesible. En todo caso, dichos hospitales quedarían en manos de gestores privados de la sanidad madrileña. Por aquí aparecen nombres como CARPIO, RIVERA SALUD, GRUPO USP- QUIRÓN, EMPRESAS IDIS, y similares.

El personal técnico será el primer afectado: los gestores privados harán la selección discrecionalmente y establecerán las condiciones de trabajo de los profesionales y los medios disponibles. Ya están apretando con importantes consecuencias para los pacientes, que tendrán que sufrir la reducción del personal de forma drástica. Y es que la sanidad es cara y hay que pagar por los servicios, que no podrán seguir siendo públicos universalmente. Siempre habrá unos servicios básicos para los pobres y los más necesitados. Quien no se lo crea que empiece a pensar en el gravamen del euro por receta. El Consejo de Estado lo acaba de cuestionar, pero su decisión no es obligatoria para el gobierno, no se olvide.

Cabe pensar razonablemente que los presupuestos de 2013 de la Comunidad de Madrid para la sanidad pública podrían desmantelar el sistema, deteriorándolo mediante su privatización. Algunas razones conducen a pensar así. Hay una bajada presupuestaria importante respecto a 2012, basándose en que la deuda acumulada es de unos mil seiscientos millones de euros. Pero tal disminución tendrá graves consecuencias, como a nadie se le escapa, entre otras, la privatización de muchos Centros hospitalarios. Si se apostara por la sanidad pública esto sería contradictorio.

¿Podrá compensar establecer un copago por receta? De momento, Fernández-Lasquetty ni siquiera ha calculado cuánto se ingresará por este concepto, quizás porque piense -si todavía les queda algo de cerebro- que esto no entra en sus competencias, sino que pertenece al gobierno de la nación. Por eso Rajoy se ha apresurado a decir que esto no va con su modelo y que no le gusta. ¿Acabará siendo impugnado? Aguirre tampoco se ha mordido la lengua para contestarle, pero ellos verán, porque la resolución discrimina, va contra la equidad y se ceba en las personas enfermas con menos recursos.

¿Será una buena decisión la privatización hospitalaria? El asunto parece moverse en un terreno inconstitucional, que tendrán que resolver las instituciones jurídicas en los artículos 41 y 43 de la Constitución, especialmente. Mas, por de pronto, ¿qué van a conseguir? Creo que beneficiará a las empresas privadas de gestión, que limpiarán las plantillas de profesionales y disminuirá la calidad de los servicios. Total nada. El populismo que Ignacio González ha aprendido, como alumno aventajado de su maestra, ya ha dejado caer a los pacientes madrileños que se les atenderá igual, de forma universal y sin que tengan que pagar. Pues bien, hay que decir alto y claro que esto es mentira. El copago farmacéutico lo desmiente y no es una cosa puramente anecdótica. Las empresas de gestión han declarado que esperan a conocer las condiciones de la privatización, ¿por qué tal esperanza? Sin duda, es porque huelen a posibles negocios, que altos cargos del partido que gobierna les garantizarán, dados los lazos que les unen con los presidentes de las empresas sanitarias de gestión. Hay nombres y apellidos, que no daré por prudencia, pero que se conocen y que a veces tienen el cinismo de declarar que su gobierno avalará una sanidad pública de calidad. Claro que ya se sabe que el problema no son las palabras sino quién tiene el poder, según Alicia, por limitado que sea, ya que dependemos de otros macro poderes ante los que nuestros gobernantes se encuentran genuflexos y hasta presumen de que es un honor perder la dignidad de Estado soberano.

¿Qué esperan conseguir con todo esto? Por fortuna, vivimos en un mundo de incertidumbres, que muchas veces constituyen nuestra mejor defensa. En este caso, se están produciendo objetos no deseados. Uno de ellos es la unión de la clase médica, que casi nunca ha actuado de manera conjunta, dados los múltiples intereses que les mueven y que conforman un territorio no sé si esotérico, pero, en cualquier caso, prácticamente inaccesible. Éste es un efecto importante. La consecuencia podría ser un plante general con vistas a parar el diseño teórico proyectado, porque otra medicina sanitaria es posible.

Otra consecuencia muy digna sería la toma de conciencia de la ciudadanía sobre el desmantelamiento posible del sistema sanitario público. Es este un retroceso tal que podría convertirse en irreversible en el estado del bienestar público.

Estas dos formas de emancipación constituirían un avance impensable, ciertamente, que de manera indirecta producirían un gran bienestar individual, tanto a los profesionales de la medicina como en los pacientes concretos. Los profesionales suavizarán mucho su situación angustiosa del miedo a los despidos, cambios de su lugar de trabajo habitual, en el que están llevando a la práctica programas conjuntos de investigación en los servicios especializados, y mejora de sus condiciones de trabajo habitual. Esto se notaría en la calidad y atención al paciente que la totalidad de los profesionales se esfuerzan en alcanzar, incluso sin compensación a semejante dedicación, que cicateramente les restan las Administraciones. Pero todo esto no puede venderse, ni privatizarse. Se critica demasiado al funcionariado desde tantos egoísmos individualistas y, sin embargo, tiene también su razón de ser. Unos profesionales fijos que hacen una labor de equipo constituyen una necesidad indiscutible en la salud. Lo que no impide barremos de control objetivos imprescindibles, pero cuidado con el ambiente que nos rodea, que acaba calificando de ineficaz la gestión pública, porque sólo lo privado funciona bien. Es otra de las grandes mentiras con que se machaca el cerebro de los ciudadanos repetida e insistentemente.

Que no se pasa de la política lo demuestra el hecho reciente de las manifestaciones masivas de los ciudadanos. Quien sí parece pasar de éstos son los gobernantes, que, lamentablemente, no valoran estas situaciones, porque bastante tienen con trabajar en el crecimiento y la solución de la potentísima crisis. Populismo increíble de quien permanece esclavo de sus ideas unilaterales, diciendo que no existen más alternativas que las que se están siguiendo. Dogmatismo y cerrazón mental que podría terminar destrozándolo todo. Esperemos que no se consiga desmantelar la sanidad pública. No podemos consentirlo, ni en nombre del presente, ni mucho menos del futuro, de nuestro futuro.

Julián Arroyo

 

Ilustraciones: Manifestación en defensa de la educación y la sanidad (acampada-adh.blogspot.com); Pancarta (es.paperblog.com); Pancarta (socialistasdenavia.blogspot.com); (lareberdequenofui.blogspot.com); Negocio (canarias-semanal.com); Crítica satírica (globomedia.com); Debate antes de Elecciones: Rubalcaba acusa de que Rajoy no podrá garantizarla Sanidad (elplural.com); El Roto (en El País); Recortes de Rajoy (loscalvitos.com); La gran idea de Forges (chorizosibéricos.blogspot.com).