Palmaria diligencia

Posted: julio 20th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

IMG_2463BEl ministro peor valorado del Gobierno del invisible Rajoy, el del 1,76 (desde abril el CIS no pregunta por la valoración de los ministros, así que no hay notas más actuales), ese tertuliano tan dicharachero que quiere dejar su huella ideológica en el Ministerio de Educación con su mala LOMCE, ése, digo, se despachó ayer en el Congreso (aunque en la salón de plenos del Senado) insultando a sus señorías, aunque luego se disculpó y retiró los insultos, acusándoles de ignorancia palmaria y de pereza mental. Quizá estaba crecido sabiendo que las cámaras estaban grabándolo todo. Quizá se hizo la ilusión de poder desviar la atención del problemón que tiene e-Rajoy con la contabilidad Bárcenas. Quizá tenía mono de polémicas.

El caso es que la mayoría soberbia del PP rechazó las once enmiendas a la totalidad que habían presentado los grupos parlamentarios de la oposición y la mala ley del tertuliano que hace como si fuera ministro de educación sigue adelante su trámite parlamentario. Pero es posible que la mala LOMCE tenga poco recorrido, como le pasó a la LOCE de Aznar (que sigue poniendo ojos de dar miedito), que fue y no fue.

Menos UPyD (que como siga así puede morir de éxito) y los filo/PP (Foro Asturias y UPN) todos los partidos han firmado un documento en el que se comprometen a derogar la LOMCE si en la próxima legislatura (que pudiera empezar antes de lo previsto) tienen mayoría suficiente para ello. Frente a las mayorías absolutas (soberbia, en este caso) seguramente es la única forma de hacer oposición seria y viable.

Pero el daño ya está hecho: malo si no pudiera derogarse, pero malo también (aunque infinitamente mejor) que se derogara porque habría que empezar de nuevo a hacer otra Ley de Educación, con los perjuicios que ello conlleva para todo el sistema. Este ministro estará encantado de haberse conocido y muy orgulloso de sus capacidades y de sus prejuicios ideológicos, pero el daño que está haciendo a la educación es brutal. Y ya estamos pagando su palmaria diligencia neoliberal.



Leave a Reply

  • *