Palmaria diligencia

Posted: julio 20th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

IMG_2463BEl ministro peor valorado del Gobierno del invisible Rajoy, el del 1,76 (desde abril el CIS no pregunta por la valoración de los ministros, así que no hay notas más actuales), ese tertuliano tan dicharachero que quiere dejar su huella ideológica en el Ministerio de Educación con su mala LOMCE, ése, digo, se despachó ayer en el Congreso (aunque en la salón de plenos del Senado) insultando a sus señorías, aunque luego se disculpó y retiró los insultos, acusándoles de ignorancia palmaria y de pereza mental. Quizá estaba crecido sabiendo que las cámaras estaban grabándolo todo. Quizá se hizo la ilusión de poder desviar la atención del problemón que tiene e-Rajoy con la contabilidad Bárcenas. Quizá tenía mono de polémicas.

El caso es que la mayoría soberbia del PP rechazó las once enmiendas a la totalidad que habían presentado los grupos parlamentarios de la oposición y la mala ley del tertuliano que hace como si fuera ministro de educación sigue adelante su trámite parlamentario. Pero es posible que la mala LOMCE tenga poco recorrido, como le pasó a la LOCE de Aznar (que sigue poniendo ojos de dar miedito), que fue y no fue.

Menos UPyD (que como siga así puede morir de éxito) y los filo/PP (Foro Asturias y UPN) todos los partidos han firmado un documento en el que se comprometen a derogar la LOMCE si en la próxima legislatura (que pudiera empezar antes de lo previsto) tienen mayoría suficiente para ello. Frente a las mayorías absolutas (soberbia, en este caso) seguramente es la única forma de hacer oposición seria y viable.

Pero el daño ya está hecho: malo si no pudiera derogarse, pero malo también (aunque infinitamente mejor) que se derogara porque habría que empezar de nuevo a hacer otra Ley de Educación, con los perjuicios que ello conlleva para todo el sistema. Este ministro estará encantado de haberse conocido y muy orgulloso de sus capacidades y de sus prejuicios ideológicos, pero el daño que está haciendo a la educación es brutal. Y ya estamos pagando su palmaria diligencia neoliberal.


Orovio, Rodríguez y el del 1,76

Posted: julio 6th, 2013 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

IMG_4102

En 1875 Manuel Orovio era Ministro de Fomento que incluía entonces la Instrucción Pública, o sea, lo que hoy entendemos como Ministerio de Educación. Aristócrata católico, escandalizado por la libertad de cátedra en la Universidad, en vigor desde 1868, y defensor fiel de la monarquía (y del monarca, Alfonso XII) promovió un Real Decreto y firmó una conocidísima Circular, prohibiendo cualquier enseñanza contraria a la fe católica y a la monarquía, que, más allá, terminó con la expulsión de sus cátedras de Nicolás Salmerón, Giner de los Ríos, Gumersindo Azcárate, etc. (y la dimisión solidaria de Castelar, Montero Ríos, etc.). La Circular fue derogada en 1881, cuando ya todos conocían al ultracatólico ministro como el ministro Oprobio.

En octubre de 1973 yo debería haber comenzado mi primer curso en la Facultad de Filosofía de la Autónoma de Madrid, pero lo comencé en enero de 1974. No porque yo quisiera, sino porque en junio del 73 fue nombrado ministro de Educación y Ciencia el Rector de la UAM, y catedrático de cristalografía, Julio Rodríguez, hombre piadoso y fiel al régimen del dictador. Seis meses después de ser nombrado, en enero del 74, fue cesado. El rumor decía que porque había sido nombrado por error (el candidato, decía el rumor, era el Rector, sí, pero de la Complutense, Muñoz Alonso, y no éste), pero sin duda que algo debió pesar en su cese que fuese quien impuso el calendario juliano, que me toco vivir: ajustar el año académico al año natural, de manera que el curso empezara en enero -como así ocurrió- y terminara en diciembre -como no ocurrió, porque una vez cesado se volvió al calendario tradicional y el curso acabó en junio-. La ocurrencia a él le costó el sillón y a nosotros un trimestre.

Y como no hay dos sin tres, ahora gozamos de los talentos del ministro peor valorado del Gobierno, el del 1,76 (a la espera de saber qué nota ha sacado en junio), el tertuliano que ahora dice que cuando deje el ministerio de educación no seguirá en política, como si los prejuicios de barrio y el olor a sacristía de parroquia tuvieran algo que ver con la política (con la política en serio, quiero decir). Se queja el que todavía sigue en política -no, a día de hoy aún no le ha cesado el invisible Rajoy- de que en los últimos meses ha dedicado el 60% de su tiempo a deshacer prejuicios, malinterpretaciones y desconocimientos, pero resulta que no se refiere a los suyos. Vaya.

http://alomosdeunapantera.blogspot.com.es/


Da vergüenza que sea Ministro

Posted: junio 25th, 2013 | Author: | Filed under: Sin categoría | Tags: , , , , , , | 1 Comment »
CAM00258B
Ya está bien la broma. Desde hoy entenderé que el responsable de lo que está ocurriendo con la nueva ley de educación, la LOMCE, es el invisible Rajoy, no el que era tertuliano y ahora el BOE dice que es ministro de Educación, ese tal Wert que parece encantado de ser el don Tancredo del Gobierno. Pero se acabó. Si sigue en el Gobierno no es porque no dimita -que no dimite aunque sea el ministro peor valorado en las encuestas del CIS: en mayo, sacó un ¡¡1,76!!- sino porque el Presidente del Gobierno, el invisible Rajoy, que es quien le nombró no le cesa ni parece que tanga intención de hacerlo. Y lo mismo hago extensivo a Sanidad, Justicia y Empleo, a la piadosa Báñez, al fiscal de mujeres Gallardón y a Mato, tan viajera. Así que se terminó: el responsable es el que no hace nada y les mantiene en el cargo.
La última de ese del 1,76 ha sido cuestionar que deba seguir el la Universidad quien no llegue a sacar un 6,50 de media y se preguntsi es lógico que además de pagarles los estudios les paguemos por estudiar. La pregunta, en sí misma es bastante repugnante. Si viene de un universitario, más repugnante. Si viene de un miembro del Gobierno, aún más. Si viene de quien ocupa el despacho de ministro de educación (así, en minúsculas) es absolutamente repugnante y nociva para los intereses de España.
Cualquier docente sabe que las notas indican poco; que notas brillantes no garantizan futuros brillantes; que se puede ser muy sobresaliente en los estudios y muy deficiente en el trabajo, como puede verse en éste pilarista venido a menos cuando creía haber llegado a más. Indigna, indigna mucho que este tipo, y quien le mantiene en el cargo, defienda más su ideología que la educación de los españoles queriendo plasmar en el BOE sus prejuicios de barrio y quién sabe si no sus frustraciones. Por eso es urgente que el invisible, que fue Ministro de Educación, le eche del Gobierno y vuelva a sus negocios privados. Da vergüenza que sea Ministro.
http://alomosdeunapantera.blogspot.com.es/

La otra “nota de corte” *

Posted: junio 22nd, 2013 | Author: | Filed under: Sin categoría | Tags: , , | No Comments »

IMG_3990Van saliendo estos días las notas de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), o sea, de la selectividad, y andan los medios y la red facilitando información sobre las notas de corte de las titulaciones de las distintas universidades de cada distrito. Son las notas mínimas que el curso pasado se necesitaron para acceder a cada carrera en concreto, de manera que lo que se publica no es la nota de este curso que viene (que se sabrá cuando termine todo el proceso de matriculación). Sirven, eso sí, para que los estudiantes puedan tener una aproximación sensata de lo que podrían necesitar para estudiar lo que les gustaría.

Si algo selecciona esta selectividad es quién estudia qué según su calificación. La criba está antes y mucho antes: antes, porque en torno a un 50% de los alumnos no aprueba en mayo el 2º curso de bachillerato, y un porcentaje muy elevado necesita al menos tres años -algunos, los cuatro permitidos- para superar los dos cursos; y mucho antes porque al bachillerato no llegan todos los que abandonan el sistema al terminar -o incluso sin terminar- la ESO. Así que quienes han llegado hasta aquí han hecho un esfuerzo notable.

Este año, sin embargo, hay además otra nota de corte mucho más dramática y dolorosa: la que marca el importe de las matrículas y la dificultad de obtener alguna beca. Esa nota de corte dejará fuera por motivos económicos, y no académicos, a un número que jamás sabremos de alumnos y alumnas mientras que otros, con menos méritos pero con más cash, accederán sin problema. Pero los neoliberales de turno hablan y se llenan la boca hablando de meritocracia, de cultura del esfuerzo, de excelencia. Sería más decente que hablaran a las claras de tener pasta y se dejaran de cuentos.

 

* Publicado en elplural.com Opinión. Tribuna Libre. 24.06.2013


Apuesta de la izquierda francesa por la educación nacional

Posted: septiembre 23rd, 2012 | Author: | Filed under: Reflexión sobre la actualidad educativa y política | Tags: , , , , , | No Comments »

 En mis tiempos de estudiante – ya lejanos, por desgracia- la lengua francesa estaba considerada como la expresión cultural por excelencia, sin excepción. Actualmente, cuando la lengua predominante es la del ‘imperio’, el francés va perdiendo demasiados espacios, que no vendría mal recuperar, aunque sólo fuera por el merecido respeto a la pluralidad, dado que ningún monopolio es bueno, incluido el de la lengua. La vieja Europa, como dicen algunos con irónico desprecio, ha tenido siempre un estilo, envidiado por una gran mayoría de culturas. El tono intelectual tuvo como base una gran cultura, que se extendía por más de la mitad del planeta tierra.

Pues bien, la educación ha sido desde siempre el cemento básico de este universo cultural. Los franceses adjetivan la educación como “nacional”, mientras que entre nosotros el adjetivo que la describe es el de “pública”, pero la idea es la misma. De aquí que el Estado tenga como una de sus funciones y obligaciones el de cultivar y promover este rico tesoro para ofrecerlo a cualquier ciudadano sin distinción, acompañado de la igualdad y gratuidad de la misma en los niveles medios, que entre nosotros son, por ley, los dieciséis años. 

El diario Le Monde dio cuenta, el día 20 del mes actual, del anuncio del ministro de Educación Nacional, Vicent Peillon, de que el Estado contratará en 2013 nada menos que a 40.000 profesores. La noticia la recogen también los diarios españoles del día siguiente en lo que se considera todo un bombazo, que la ley de presupuesto del 2013 fijará definitivamente. Esto corresponde a la promesa electoral del socialista François Hollande, que prometió 60.000 puestos en su campaña. Es admirable que Hollande haya tardado tan poco tiempo en comenzar a cumplir lo prometido, a pesar de las crisis. Entre nosotros se cuenta que alguien felicita al presidente del gobierno español el día de su cumpleaños de esta guisa: “Muchas felicidades, Mariano. Por fin cumples algo”. 

El tema del profesorado es un asunto recurrente en todas las leyes de educación, que siempre le consideran como el verdadero protagonista de la formación de los estudiantes, que tienen como uno de sus principales derechos el de la educación. Pero dicen más, que el elemento fundamental y el verdadero protagonista en el sistema educativo es el profesorado. Por poner un ejemplo, la actual LOE se expresa en el “Preámbulo” de este modo: La actividad de los centros docentes recae, en última instancia, en el profesorado que en ellos trabaja. Y la non nata LOCE dice en la “Exposición de motivos”: las políticas dirigidas al profesorado constituyen el elemento más valioso y decisivo a la hora de lograr la eficacia y la eficiencia de los sistemas de educación y de formación. Y seguidamente añadía que se propone: elevar la consideración social del profesorado. ¿Qué se hizo de todo esto, podríamos preguntar con Jorge Manrique? 

Da mucha envidia saber que hay países que sí apuestan por el profesorado, mientras que el nuestro no. Aquí empezaron ya las reducciones el pasado Curso y en el actual han aumentado todavía más. Se amortizan las jubilaciones, en lugar de reponer al profesorado que se retira por su edad y así se carga de mayor trabajo a los que se encuentran en activo y de este modo se resentirá la calidad, empezando por el corto y medio plazo. La izquierda francesa refuerza a la escuela nacional y la convertirá en más fuerte, cambiando, incluso, el discurso anterior. ¿Qué se hizo de la carta a los maestros, un bellísimo documento del anterior presidente francés con ambiciosos objetivos que después no se cumplieron? Quiero creer que Hollande no va a fallar en esto a sus conciudadanos republicanos, porque ha empezado haciendo de la educación una de sus prioridades, dado que así consta en su programa. 

¿Recuerdan ustedes que aquí se dijo que no se tocaría la enseñanza? Los recortes en educación no estaban en el programa ganador de las elecciones, pero se ha dado la más vergonzosa de las vueltas al calcetín. Pues lo cierto es que ya no se puede manosear más para dejarla mucho peor de lo que estaba y no sé si, quizás, hasta irreconocible. Mejor haríamos si aprendiéramos de nuestros vecinos franceses o de cualquier otro país que no se olvidara de atender a la educación como es necesario. Dice el periódico francés que 2013 es el año en que uno puede convertirse en profesor, ¡qué suerte para ellos! En cambio, entre nosotros, especialmente en los dos últimos cursos, todo el profesorado que puede abandona disparado la nobilísima tarea de enseñar. ¿Quién podría remediar semejante desastre que condena, a buen seguro, nuestro futuro? No me resigno a pensar que sólo un Dios pueda salvarnos.

Julián Arroyo

 Ilustraciones:

Europa [agitadorhomologado.blogspot.com]; Hollande-Peillon [Reuters rmc.fr]; lafrikitiva.com; [aliaguistico.blogs.pot.com]; [bacservermoodle.dyndns.biz]