DESAIRE AL MINISTRO

Posted: junio 14th, 2013 | Author: | Filed under: Sin categoría | Tags: , , , , | No Comments »

IMG_3847Siendo uno, sé que a la vez no soy exactamente uno porque sé que la singularidad del yo es precisamente su pluralidad. Por supuesto que eso no solo me pasa a mí, sino a todos, a cualquiera, a da igual quien. Y eso no ocurre porque seamos esquizofrénicos, sino simplemente porque en distintas situaciones nos comportamos (afortunadamente) de manera tan distinta que bien podemos decir que somos plurales, poliédricos: soy amable, pero sé que soy grosero; tan generoso como tacaño; compasivo y cruel (y ojo que no he dicho que puedo serlo, sino que lo soy) porque hago  (hacemos) todo eso.

Viene lo anterior a cuento del lío que se ha formado porque algunos universitarios brillantes ganadores del Premio Nacional Fin de Carrera negaron el saludo al Ministro de Educación, Cultura y Deportes en el acto de entrega de diplomas. Y entiéndase bien: negaron el saludo al Ministro, no a la persona. Acusarles de mala educación es simplemente no entender (o no querer entender, que es peor). José Ignacio Wert Ortega no estaba en ese acto como José Ignacio Wert Ortega, sino como Ministro de Educación, Cultura y Deportes, de manera que el desaire se lo hicieron al tertuliano/Ministro a modo de protesta política/ciudadana. Cosa distinta es cómo haya vivido él personalmente este papelón en el que se ha visto envuelto (y hemos visto todos menos los que ven solo los telediarios de la 1 de TVE).

Al tertuliano/etc. no le han hecho un escrache, no han rondado su casa para protestar, no han involucrado a su familia, simplemente le han negado un saludo protocolario en un acto protocolario. Y eso no me parece ni de buena ni  de mala educación, sino un gesto político. Y como protesta política contra la LOMCE me ha parecido valiente, pero escasa, o, mejor: valiente por escasa, por demasiado escasa.


Educación para la Competitividad

Posted: septiembre 23rd, 2012 | Author: | Filed under: Sin categoría | Tags: , , , , , , , , | No Comments »

La derecha española más rancia y extrema, esa que Umbral llamaba la derechona, tiene un concepto muy particular de lo que es y de lo que no es ideología: es ideología cualquier idea que no coincida con las suyas, que no son ideológicas, sino el mismísimo sentido común. Por eso la gente de derechas siempre habla con tanta desfachatez y tanto descaro.
El tertuliano/ministro Wert acaba de presentar el Anteproyecto de la LOMCE (la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) que pretende sustituir a la LOE en vigor. Y ya desde las primeras líneas el texto deja claro por dónde van los tiros. Lean, porque es literal: La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y el nivel de prosperidad de un país. Así empieza la Ley; ésas son sus primeras palabras.
Pensábamos que la educación tenía por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana, como dice nuestra Constitución (y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por cierto), pero no, su objeto es impulsar la competitividad. Pensábamos que la educación es el motor de la movilidad e igualación social, pero no, a lo que mueve es a ser competitivos. Pensábamos que la educación debía ser la base de la cohesión y la inclusión social de todos sin discriminación alguna, pero estábamos confundidos, porque su verdadero sentido es hacer mano de obra más competitiva.
Apenas unos renglones más abajo, no se lo pierdan, dice textualmente el anteproyecto: es necesaria una reforma del sistema educativo que huya de los debates ideológicos […]. Es necesaria una reforma sensata, práctica, que permita desarrollar al máximo el potencial de cada alumno (en masculino genérico, ya saben). Sensata y no ideológica. Tan sensata y tan neutral ideológicamente que asume gustosamente el fundamentalismo neoliberal del gobierno de Rajoy, tan práctico, y que tan sensatamente disfrutamos.
Y todo el mundo sabe que reducir la cuota autonómica del currículo, o que adelantar la elección de itinerarios a los 14 años, o que suprimir la Educación Ético-Cívica de 4º de ESO, o que asegurar que los colegios que separan a las niñas de los niños (la escuela segregada, ya saben) podrán ser financiados con fondos públicos, etc. tampoco es ideológico, porque las cosas tienen que ser como tienen que ser.